Hospital San Juan de Dios

Mayor hidratación y una buena higiene de voz, consejos para evitar las molestias de garganta provocadas por las mascarillas

Procurar una mayor hidratación y mantener una buena higiene de voz, que incluye no proyectarla en exceso cuando hablamos, son algunas de las medidas preventivas que pueden adoptarse para evitar las molestias que el uso prolongado de mascarillas está provocando, sobre todo, en profesionales que tienen en la voz su herramienta de trabajo como abogados, profesores o periodistas. Así lo explica Enrique […]

Procurar una mayor hidratación y mantener una buena higiene de voz, que incluye no proyectarla en exceso cuando hablamos, son algunas de las medidas preventivas que pueden adoptarse para evitar las molestias que el uso prolongado de mascarillas está provocando, sobre todo, en profesionales que tienen en la voz su herramienta de trabajo como abogados, profesores o periodistas.
 
Así lo explica Enrique Cantillo, otorrino y director médico del Hospital San Juan de Dios de Córdoba, quien afirma que se ha producido un incremento de consultas de estos profesionales con molestias derivadas de esta situación. “Se ha comenzado a notar un aumento de las consultas por dolor de garanta, picor o carraspeo provocado por el uso de la mascarilla, que conlleva que nos forcemos más al hablar”, apunta el doctor Cantillo quien añade que al intentar elevar la voz se fuerza la musculatura de laringe, cuello y boca “con lo que es más fácil generar trastornos en la voz”.
 
A esto se suma, continúa, la falta de ventilación que existe al llevar esta medida de protección y que genera una especie de ‘microclima’ que impide una correcta hidratación de la zona “lo que causa irritación de garanta y una tos irritativa que también afecta a las cuerdas vocales”, resalta el especialista.
 
En este sentido, el doctor Cantillo recomienda hacer hincapié en una hidratación adecuada, siempre que sea posible y guardando todas las medidas de seguridad pertinentes al retirar la mascarilla (al menos beber un litro y medio de agua al día y tomar infusiones y realizar gárgaras), así como mantener una adecuada higiene de voz que incluye: no proyectarla en exceso; mantener una respiración correcta; reducir el consumo de tabaco; evitar tomar bebidas o muy frías o muy calientes y evitar la tos nerviosa o signo de estrés.
 
Si las molestias leves derivan en disfonía, o lo que comúnmente se conoce como ronquera, se debe consultar con el otorrino, ya que, según explica Enrique Cantillo, de entrada hay que tratar la zona con antiinflamatorios, pero sin abusar de ellos.

Fact check

Para asegurar una precisión adicional, este texto ha sido verificado. Incluye enlaces a fuentes confiables, como medios reconocidos, instituciones académicas e investigativas, y ocasionalmente, a publicaciones y estudios médicos. Todo el contenido ha sido exhaustivamente revisado. Si detectas errores, imprecisiones o contenido desactualizado, no dudes en comunicarte con nosotros para sugerir correcciones y contribuciones pertinentes.

Últimas noticias