Hospital San Juan de Dios

El hospital de Córdoba trata la hipertensión resistente mediante la denervación renal

El hospital San Juan de Dios de Córdoba comienza a practicar, de manera pionera en la provincia, la técnica terapéutica de la denervación renal en pacientes con hipertensión arterial resistente al tratamiento farmacológico. La intervención mediante la denervación renal permite mejorar la calidad de vida de estas personas y evitar la ingesta continuada de medicación. […]

El hospital San Juan de Dios de Córdoba comienza a practicar, de manera pionera en la provincia, la técnica terapéutica de la denervación renal en pacientes con hipertensión arterial resistente al tratamiento farmacológico.

La intervención mediante la denervación renal permite mejorar la calidad de vida de estas personas y evitar la ingesta continuada de medicación.

La hipertensión arterial afecta actualmente a cerca del 40 por ciento de la población adulta, según datos de la Sociedad Española de Hipertensión, y es un importante factor de riesgo de enfermedad coronaria y cardiovascular, de accidentes cerebro-vasculares y de insuficiencia cardiaca y renal.
 
Entre los pacientes hipertensos pueden presentarse casos resistentes al tratamiento farmacológico, esto es, que a pesar de tomar tres o más fármacos diarios y mantener hábitos saludables, no consiguen regular los niveles de tensión arterial deseados, según explica Miguel Canis, responsable de la unidad de Radiología Intervencionista del hospital San Juan de Dios de Córdoba.
 
La técnica, que se ha comenzado a practicar en la sala de hemodinámica del centro cordobés, es la denervación renal percutánea por radiofrecuencia, mediante el sistema Vessix, lo que supone una intervención mínimamente invasiva de una duración total de aproximadamente una hora, tras la que el paciente queda en observación durante 24 horas y puede recibir el alta si no hay ninguna incidencia.
 
La denervación renal se realiza a través de una punción arterial percutánea, generalmente en la ingle. A continuación se introduce un catéter por el que se inyecta un contraste, que permite ver las arterias del riñón y llevar a cabo la intervención. Mediante un catéter especial se aplican pequeñas y controladas descargas de radiofrecuencia, con objeto de bloquear los nervios simpáticos a ese nivel, inhibiendo su actividad y reduciendo la actividad del sistema neuro-hormonal que hace que suba la tensión.
 
El doctor Canis explica la importancia de “seleccionar cuidadosamente a los pacientes que han de someterse a esta intervención, ya que en el momento actual únicamente se recomienda en la hipertensión arterial resistente, es decir, aquella que persiste a pesar de la administración de tres o más fármacos antihipertensivos en dosis adecuadas”. Los pacientes que reúnan estas condiciones podrán someterse a la técnica de denervación renal intentando así controlar sus niveles de tensión arterial sin necesidad de estar ligados de por vida a tres o más fármacos en sus dosis más altas, y reduciendo los factores de riesgo cardiovascular y la mortalidad asociada.
 
Nuevas instalaciones y un equipo multidisciplinar
 
El hospital San Juan de Dios de Córdoba incorporó la unidad de Radiología Intervencionista con la ampliación del hospital el pasado año. Desde entonces y gracias a ello, se pueden llevar a cabo numerosas intervenciones mínimamente invasivas con técnicas y material sanitario de última generación.
 
La sala de Hemodinámica con la que cuenta el hospital desde ese momento es un espacio de última generación, polivalente y dotado de toda la tecnología para su uso en procedimientos de cardiología y radiología intervencionista, tanto vascular como no vascular.
 
Además, el centro cordobés cuenta con un equipo multidisciplinar formado por médicos especialistas, profesionales de la enfermería y técnicos expertos en el diagnóstico y manejo de la hipertensión arterial, tanto mediante el tratamiento con medidas farmacológicas como por técnicas terapéuticas como la de la denervación renal.
 
 

Fact check

Para asegurar una precisión adicional, este texto ha sido verificado. Incluye enlaces a fuentes confiables, como medios reconocidos, instituciones académicas e investigativas, y ocasionalmente, a publicaciones y estudios médicos. Todo el contenido ha sido exhaustivamente revisado. Si detectas errores, imprecisiones o contenido desactualizado, no dudes en comunicarte con nosotros para sugerir correcciones y contribuciones pertinentes.

Últimas noticias