Hospital San Juan de Dios

El Hospital de Córdoba desarrolla nuevos protocolos para acelerar la recuperación tras el implante de prótesis de rodilla

Una encuesta telefónica realizada por sanitarios del Hospital de San Juan de Dios en Córdoba a pacientes que recibieron un implante de prótesis de rodilla en 2013 ha puesto de manifiesto nuevos datos con los que el equipo multidisciplinar responsable de este programa ha diseñado un protocolo de actuación que beneficiará, al menos, al 30 […]

Una encuesta telefónica realizada por sanitarios del Hospital de San Juan de Dios en Córdoba a pacientes que recibieron un implante de prótesis de rodilla en 2013 ha puesto de manifiesto nuevos datos con los que el equipo multidisciplinar responsable de este programa ha diseñado un protocolo de actuación que beneficiará, al menos, al 30 % de pacientes y acelerará la recuperación en idéntico porcentaje. El objetivo de este proyecto es conseguir una movilización precoz de la articulación y detectar cuanto antes potenciales problemas en la recuperación.

El balance de resultados obtenidos tras preguntar a más de la mitad de los pacientes intervenidos es muy satisfactorio, pues las personas sometidas a la implantación de prótesis de rodilla durante el año pasado han calificado con 4,5 sobre 5 puntos la reducción del dolor; el aumento de la movilidad con un 4,4 y han evaluado con 4,8 su experiencia en el Hospital.

Así, un número importante de pacientes presentaron dudas sobre el tipo de actividad física que debían realizar en la fase inicial, por lo que se ha trabajado en un nuevo protocolo que incluye la visita del especialista en Rehabilitación y la enfermera de planta a la habitación del paciente en las primeras 24 horas después de la intervención. El equipo de facultativos les aconsejarán sobre qué tipo de ejercicios y prácticas han de llevar a cabo en esta fase de movilización precoz. En aquellos casos que estimen necesarios los especialistas, el paciente recibirá dos sesiones de educación sanitaria por parte del equipo rehabilitador del centro y, dependiendo de su movilidad, podrá incluso hacerlo en su propia habitación.

Protocolos diseñados para optimizar el tiempo de recuperación de los pacientes

El Hospital, que dispone de Historia Clínica Electrónica, consensuó también el pasado año un protocolo de medicación y cuidados anteriores y posteriores a la cirugía de rodilla que se administra de manera automática una vez el traumatólogo lo ordena. Así, se reduce muchísimo la posibilidad de errores o duplicidades y se garantiza que la medicación es la aprobada por la Junta Facultativa del centro.

Este protocolo incluye incluso un antibiótico alternativo en caso de alergias (que padecen el 5% de los pacientes) y la heparina de bajo peso molecular, para evitar trombosis. Las estadísticas han revelado que el 83% de los pacientes han seguido el protocolo de prescripción electrónica, lo que garantiza que la mayoría de los facultativos están siguiendo estas recomendaciones.

Otras de las líneas de trabajo previstas este 2014 es reducir el porcentaje de pacientes que necesitan transfusión sanguínea tras implante de prótesis de rodilla, que actualmente está en el 28%. Como previsión, el Hospital cuenta con un programa de autotransfusiones que consiste en la extracción de sangre del propio paciente los días previos a la cirugía y su conservación por si fuera necesaria. Este programa ya se utiliza en el 10% de los pacientes y se espera que se pueda potenciar en los próximos años.

Fact check

Para asegurar una precisión adicional, este texto ha sido verificado. Incluye enlaces a fuentes confiables, como medios reconocidos, instituciones académicas e investigativas, y ocasionalmente, a publicaciones y estudios médicos. Todo el contenido ha sido exhaustivamente revisado. Si detectas errores, imprecisiones o contenido desactualizado, no dudes en comunicarte con nosotros para sugerir correcciones y contribuciones pertinentes.

Últimas noticias